jueves, 22 de septiembre de 2011

¿A que jugamos?

Balanza de pagos

Queridos lectores,

No solo es importante decir la verdad y demostrarlo, también es importante como y en que orden se cuentan las cosas. Posiblemente el orden no sea la mayor virtud de este blog. El libro y documental “La doctrina del shock” es un buen ejemplo de todo esto. En el documental se muestra como las impopulares ideas del economista Milton Friedman se fueron imponiendo aprovechando estados de “shock” psicosociales, tales como guerras o desastres naturales. No dudo que esto haya ocurrido así, pero pongo en duda que una idea o teoría económica, incluso aunque presentase grandes evidencias científicas a su favor, lo que parece no ser el caso, pueda ser el motor de los cambios. Yo soy materialista y como tal considero que la infraestructura, el modo de producción, condiciona las ideas y la cultura. Nuestra forma de producir nos ha hecho consumidores y el mundo que hemos conocido entre los años 1.981 y 2.009, ese “muro de los petrodólares” que algunos llaman consenso de Washington, tuvo que buscar sus ideas, su justificación cultural, pero es esencialmente una construcción política.

Balanza de pagos

Imaginemos que estamos en la antigüedad y que vivimos en Atenas criando ovejas. Nos va bien y nos gustaría comprar un caballo pero son caros. Un día aparece un comerciante de Esparta y nos ofrece un caballo por cinco ovejas ¡no podemos perder esta oportunidad! Así era el comercio en la antigüedad. Con el tiempo aparecieron los bancos y ya no fue necesario entregar las cinco ovejas, podíamos entregar tres y devolver después otras dos al banco (quien dice ovejas dice dinero, claro). Consideremos ahora el conjunto de bienes intercambiados por Atenas y Esparta, deben ser ambos de valor equivalente, si no es así Atenas está contrayendo una deuda con Esparta, o quizás le pida prestado a Rodas ¡A Esparta y Rodas no les hacía gracia dar crédito a esos vagos atenienses que holgazaneaban dedicados al teatro y la filosofía! La primera característica del mundo que tomo forma en 1.981 es la perdida del miedo a la deuda, pero hay muchas más. Todos esos intercambios comerciales se reflejan en la llamada Balanza de Pagos. Está es la de España en 2.009



La balanza comercial es la diferencia entre importaciones y exportaciones, en España tiene un amplio saldo negativo. Eso se compensa un poco con los servicios que en España tienen saldo positivo gracias al turismo, la industria nacional. Junto con las rentas y transferencias forman la balanza corriente que de forma simplificada diremos que se compensa con la balanza financiera, lo que nos prestan Rodas y Esparta. Hasta aquí nada nuevo, de acuerdo, esto ya lo habíamos comentado en otros posts y ahora lo vemos más formalmente. El resto de divisiones no nos interesan demasiado salvo las Rentas, es una partida de suficiente entidad para anular el saldo positivo del turismo. Ese saldo negativo es el resultado de restar a las rentas que regresan a España de nuestras inversiones en el extranjero las rentas que salen fuera del país como resultado de inversiones extranjeras en España. Han invertido mucho, y se llevan sus rentas.

Ahora vamos a ver la Balanza de Pagos de Estados Unidos antes de la quiebra del sistema de Bretton Woods y después de la misma. Aquí tenéis la serie completa entre 1.960 y 2.010, yo me centrare solo en dos años y en los datos que me interesan.

año
1.960
2.008



comercial
4.892
-830.109
servicios
-1.385
131.770
rentas
3.379
147.089
financiera
- 1.805
292.076
derivados
-
-32.947
errores y omisiones
-1.019
-59.443

El principio

Como ya habíamos explicado anteriormente durante el desarrollo de la guerra de Vietnam, en la que participo entre 1.965 y 1.973, Estados Unidos registra su primer déficit comercial, hecho que coincide con el pico de producción de los campos petrolíferos de Texas que a partir de 1.972 comenzó a declinar.


Los problemas y los déficits se acumulaban y por último en 1.973 la OPEP decide dejar de exportar petróleo a Estados Unidos y Europa Occidental. De está forma se explica la nueva cultura de perdida de miedo a la deuda y los pactos establecidos con Arabia Saudí en 1.974 para garantizar el suministro de petróleo y su conversión exclusiva en petrodólares, lo cual tiene su reflejo en las balanzas comercial y financiera. Pero ¿Qué pasa con las rentas? recordemos que son rendimientos de capital obtenido por inversiones en el extranjero. Durante la época de Bretton Woods el capital estaba “enjaulado” dentro de los países por medio de férreos controles de capital que Estados Unidos es el primero en comenzar a eliminar en 1.974, que “casualidad”. Es evidente que la nueva estrategia consistía en extender el poder del dinero allí donde las armas habían fracasado, como en Vietnam. Este dinero se utilizaría en primer lugar para asegurar los suministros de materias primas y por otro lado las rentas obtenidas compensarían el déficit comercial. Una estrategia estupenda, vivir de las rentas. Y “casualmente” allí estaban las excéntricas e ignoradas ideas de Milton Friedman para dar el toque de barniz “científico” al muro de los petrodólares. Keynes era un firme y radical defensor de los controles de capital puesto que consideraba que el ahorro de una sociedad se debía de reinvertir en ella pero con la libre circulación de capitales se ponían las bases para acabar con el bienestar de la clase trabajadora, que había alcanzado suficiente entidad para que algunos hablasen de clase “media”. Esas rentas revertirían en su gran mayoría sobre los ricos.

El déficit comercial sostenido durante cuarenta años ha ido alimentando la deuda y por tanto a los bancos, y la eliminación de los controles dio vía libre a los “capitales flotantes” que con el tiempo se han dedicado cada vez en mayor medida a la especulación. Hoy en día el 94% de las transacciones financieras que se realizan en el mundo tienen un fin especulativo. De esta forma se entiende y se explica lo que conocemos como la pirámide de la liquidez.


Actualmente el tamaño de esa pirámide es de doce veces el PIB mundial. Una pirámide que se cae a pedazos y que mantienen apuntalada los gobiernos mientras los inversores tratan de sacar algo de valor a todo ese humo cambiándolo por oro o por tierras cultivables. La parte más ancha de dicha pirámide son los derivados, el producto más críptico e inescrutable. Y tiene que ser así porque detrás de estos nuevos productos sofisticados se esconde un concepto muy antiguo y simple, el apalancamiento ¿De que otra forma se puede explicar está gráfica?



¿Conocéis algún producto cuyo volumen de mercado sea inferior al mercado de seguros que asegura ese producto? Como recordaréis los CDS son un seguro contra el impago crediticio con la particularidad de que el seguro lo puede contratar cualquiera, aunque no sea dueño del título de deuda. Es como si asegurar tu casa fuese más caro que la casa en si. Hablando de casas, es famosa la frase de Angela Merkel sobre los CDS “quien compra un seguro para la casa de su vecino tiene un gran interés en que la casa se incendie, e incluso le prende fuego”

La especulación, ya sea con CDS o en cualquier otro producto no es más que una apropiación de la renta de los consumidores, que deben pagar más por el producto, y de los productores, que tendrán que ajustar sus márgenes. Especular con trigo o con otro producto significa comprar no para utilizar el producto haciendo pan, sino para venderlo cuando el precio suba. El problema es que el tamaño de los capitales flotantes es muy superior al de todo lo producido en el mundo durante un año, doce veces más, con lo cual las posibilidades para alterar los precios artificialmente se multiplican.

Los “capitales flotantes” surgieron como una pata más de un proyecto cuyo objetivo último era mantener la hegemonía global de Estados Unidos, sin embargo las rentas obtenidas no son tan cuantiosas como para compensar el déficit comercial. Algo falló por el camino, no se contaba con el funcionamiento de la libre empresa. Esos “capitales flotantes”, las escasas ocasiones que no se dedican a la especulación buscan invertir donde los costes laborales sean muy bajos, como en China. Esto ha hecho perder poder adquisitivo a los trabajadores de los países que quieren competir, como Alemania.


Como se ve en la imagen los salarios en Alemania están congelados, no así los precios que han subido un 20% en diez años. Gracias a la burbuja inmobiliaria en España se consigue un “pirrico” aumento de 8 euros anuales pero a partir de 2.009 el salario real empieza a disminuir como consecuencia de la crisis y seguirá ajustándose debido al alto nivel de desempleo.

Otro componente de los costes laborales son las aportaciones que hace el empresario al sistema de seguridad social. Si nos fijamos en como ha evolucionado el tipo impositivo en los países de la OCDE entre los años 2.000 y 2.009 se aprecia también una ligera tendencia a la baja, 17 de los veintisiete países que tienen este tipo de imposición bajan el impuesto y 6 lo suben. El resultado final, si bien es difícil de estimar ya que en algunos casos hay varios tramos es una bajada media de 2 puntos.

Otro proceso  que se debería desarrollar según la lógica de la libre empresa es que esos “capitales flotantes” busquen lugares con bajos impuestos. Fijémonos ahora en la evolución del tipo impuesto a los beneficios empresariales en los países de la OCDE entre los años 2.000 y 2.010. En está ocasión inserto la tabla para que podáis captar el desplome sufrido en tan solo diez años.

Año
2.000
2.010
diferencia




Australia
34,0
30,00
4
Austria
34,0
25,00
9
Belgium
40,2
33,99
6,21
Canada
42,4
29,36
13,07
Chile
15,0
17,00
-2
Czech Republic
31,0
19,00
12
Denmark
32,0
25,00
7
Estonia
26,0
21,00
5
Finland
29,0
26,00
3
France
37,8
34,43
3,33
Germany
52,0
30,18
21,86
Greece
40,0
24,00
16
Hungary
18,0
19,00
-1
Iceland
30,0
18,00
12
Ireland
24,0
12,50
11,5
Israel
36,0
25,00
11
Italy
37,0
27,50
9,5
Japan
40,9
39,54
1,33
Korea
30,8
24,20
6,6
Luxembourg
37,5
28,59
8,86
Mexico
35,0
30,00
5
Netherlands
35,0
25,50
9,5
New Zealand
33,0
30,00
3
Norway
28,0
28,00
0
Poland
30,0
19,00
11
Portugal
35,2
26,50
8,7
Slovak Republic
29,0
19,00
10
Slovenia
25,0
20,00
5
Spain
35,0
30,00
5
Sweden
28,0
26,30
1,7
Switzerland
24,9
21,17
3,75
Turkey
33,0
20,00
13
United Kingdom
30,0
28,00
2
United States
39,3
39,21
0,13




Media


6,94


Este desplome es coherente con las medidas que últimamente encuentran tanto predicamento entre la clase política, reducir los impuestos a los empresarios para atraer capital. En definitiva, enriquecerse a costa de empobrecer al vecino, una política con escaso recorrido ya que el vecino más pronto que tarde también bajará los impuestos. Esa es la espiral descendente en la que nos encontramos en estos momentos y que en Europa lidera Irlanda.

Los bajos impuestos y la movilidad de capitales también son usados por la libre empresa como medio de elusión fiscal. No hay que confundir elusión, que básicamente consiste en no pagar impuestos y que es perfectamente legal, con la evasión. La evasión hoy en día no tiene mucho sentido salvo que estemos hablando de actividades ilícitas o bien actividades que no se puedan deslocalizar como por ejemplo la construcción ¿En que consiste la elusión fiscal? En abrir una sociedad intermediaria en un paraíso fiscal. Imaginemos que nos dedicamos a producir zapatos y decidimos llevarnos la producción a China. El coste de producción del zapato son 10 euros y lo vendo en España a 100 euros, si vendo 100.000 zapatos obtendré 9 millones de euros de benéfico de los que tendré que dar al estado español 2,7 millones de euros en concepto de impuesto. Si por el contrario los vendo a una sociedad intermedia en un paraíso fiscal por ejemplo a 90 euros y desde allí los vendo a España obtendré solo 1 millón de euros de beneficio y pagaré solo 300.000 euros de impuestos. Siendo un poco hábil se pueden llegar a dar perdidas en los países con altos impuestos lo que podré utilizar para pedir subvenciones, hacer un ERE, o bajar los salarios a los empleados.


El funcionamiento de los paraísos fiscales no sería posible si no se diesen al mismo tiempo las condiciones de libertad de movimiento de capitales y desequilibrios en la cuenta corriente de la balanza de pagos dado que estos territorios en su función de intermediarios del comercio mundial acumulan enormes superavits en la misma.

Esta subasta global en la que se puja por menores salarios e impuestos transfiere la renta desde las clases “medias” occidentales hacía los países en desarrollo y las élites de súper-ricos. Continúa siendo objeto de discusión si algo del crecimiento económico de los últimos treinta años ha llegado a las clases trabajadoras occidentales pero es un hecho probado que gran parte de él lo ha acaparado el 1% más rico.


La “coincidencia” en los patrones observados en la distribución de la riqueza en los años anteriores a la Gran Depresión y la reciente crisis “subprime” ha llamado la atención de los economistas que han encontrado una correlación entre la desigualdad y el final de los periodos de crecimiento. Si bien correlación no implica causalidad este periodo del “muro de los petrodólares” que se afianzo de forma definitiva en 1.981 se ha caracterizado por la creciente inestabilidad financiera y las continuas crisis:

Lista de crisis

Israel (1.983): una burbuja especulativa promovida por los bancos sobre sus propias acciones en la bolsa y que concluye con la quiebra y nacionalización de los mismos y devaluación de la moneda.

Cooperativas de ahorro y crédito en Estados unidos (1.985 – 1.990): una pequeña burbuja inmobiliaria causo la quiebra de 747 cooperativas, con un coste estimado de 160 mil millones de USD.

Las décadas perdidas de Japón (1.991 – actualidad): dos burbujas épicas, en la bolsa y en el mercado inmobiliario, retroalimentándose mutuamente, dejan a la economía nipona con encefalograma plano hasta el presente ¿nuestro futuro?

Finlandia (1.991 – 1.994): una pequeña burbuja inmobiliaria solventada con apenas 8.400 millones de dólares y devaluación.

Suecia (1.991 – 1.995): una burbuja inmobiliaria y devaluación.

México (1.995): una crisis de deuda soberana, aceptada en dólares por conveniencia, con devaluación y contagio al sector financiero.

Tigres Asiáticos (1.997): la crisis donde se comienzan a ver las costuras al sistema. Una inmensa cantidad de “capitales flotantes” fluía año tras año a los países del sudeste asiático. Todos esos países acumulaban importantes déficits en la cuenta corriente, incluso con balanzas comerciales favorables, debido al servicio dedicado a la deuda externa (recordad, las rentas). Se estaban alimentando burbujas en la bolsa y en el mercado inmobiliario. La consiguiente estampida de los “capitales flotantes”, a velocidad pasmosa, tumbo las monedas que perdieron entre el 40 y 80% de su valor. Inmediatamente se exigió la actuación del policía de la deuda (el FMI) ya que gran parte de ella estaba contraída en dólares. Ocho años después de la crisis la renta per capita en Tailandia, Indonesia y Malasia no había recuperado su nivel pre-crisis. Corea del Sur, Laos y Filipinas también entraron en una fuerte recesión. Cayeron gobiernos y se considera que para Indonesia tuvo un impacto similar al de la Gran Depresión para Estados Unidos. Millones de personas cayeron por debajo del umbral de la pobreza.

Rusia (1.998): una crisis de deuda soberana agravada por un coletazo de la crisis asiática que termina en devaluación, impago interno y reestructuración de deuda externa. Pese a provocar en un primer momento escasez de comida y productos básicos la recuperación fue rápida.

Argentina (1.999 – 2.002): una crisis de deuda y cambiaría agravada por la desconfianza de la población en la moneda tras una hiperinflación previa, que termina en devaluación e impago externo.

Crisis de las punto-com (2.001): una burbuja en la bolsa norteamericana.

La finanzoglobalización, consenso de Washington o “muro de petrodólares” es un invento ad hoc con el único fin de mantener una estructura de poder. Esta no es una historia de buenos y malos, donde los malos son Estados Unidos y sus fieles vasallos ingleses y japoneses y los buenos son los europeos y las naciones en desarrollo. Está es un historia como la de Roma, la España del renacimiento o el imperio británico, una historia de poder. Como cualquier ser humano el poder puede ser benigno cuando se encuentra seguro de si mismo y agresivo cuando arrecian las dudas sobre su competencia.

La balanza de pagos, que según Milton Friedman carecía de importancia, debe de permanecer equilibrada en el medio y largo plazo, puesto que todo desequilibrio implica deuda, y su acumulación nos conduce a la crisis y finalmente al impago, ya sea de forma directa o mediante devaluación. El libre movimiento de capitales que en principio fue pensado para compensar el déficit comercial, ha conducido a una inestabilidad creciente conforme los “capitales flotantes” crecían y a cada coletazo financiero le seguía un coletazo cambiario como consecuencia del des-orden monetario internacional. Esto ha propiciado una subasta global por rebajar salarios e impuestos y la acumulación de fortunas inmensas que son insostenibles puesto que la desigualdad hace que colapse la demanda.

Este sistema ha llegado a su límite y se empieza a desmantelar disimuladamente, fuera del foco de atención de la opinión pública. Las tensiones cambiarias que en anteriores crisis han sacudido la periferia del sistema se encuentran por fin concentradas sobre el corazón del mismo, en el dólar y el euro. Estamos en un “momento Sputnik” y el resultado de la crisis cambiaria en el corazón del sistema puede acortar o dilatar los cambios necesarios.

19 comentarios :

  1. Hola Jesús, sigo tu blog con mucha atención e intento "estudiar" muchos de los conceptos que vas enumerando.
    Eres muy claro y didáctico y tus artículos muy valiosos.
    Gracias por ello.
    Con respecto a éste, me llama la atención tu afirmación del desmantelamiento disimulado de este sistema y fuera del foco de atención público.
    Como resumen, he extraído la necesidad de una balanza de pagos equilibrada y el control del movimiento de capitales que minimizará esa subasta global de salarios e impuestos y morigerará la acumulación de esas inmensas fortunas...es así?
    Si es así, cuál es el desmantelamiento en marcha, el pase al oro y tierras cultivables, por ejemplo?
    O no he entendido nada?
    Mi enhorabuena por el blog, a pesar de que habla de cuestiones muy "arduas", con un poco de esfuerzo, relectura y seguimiento de los enlaces que pones hace posible comprender muchas cosas de la situación actual.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Martin,

    Tus conclusiones van muy bien encaminadas. Lo has entendido!!!!! La balanza de pagos se podría explicar con algún símil del mundo físico. Es un sistema que siempre tiene que retornar al equilibrio: entradas - salidas = 0. En el caso de que ese equilibrio no se restablezca y las salidas año tras año sean superiores a las entradas el sistema tiende a recuperar el equilibrio de forma traumática y violenta. De repente somos más pobres y nos preguntamos ¿que ha pasado? En el fondo viviamos por encima de nuestras posibilidades gracias a la deuda ¿Tiene algún sentido un sistema donde unos paises se dedican a producir todo y otros a consumir todo? Lo lógico es que esa balanza este equilibrada año a año, puesto que los consumidores nunca podrán pagar sin producir, así de sencillo.

    La base del error está en permitir esa expansión tan grande de la deuda, lo que se ha conseguido fijando un billete de monopoly a los recursos básicos como el petróleo. Eso permite estirar más el muelle, pero este vuelve tarde o temprano al equilibrio. Al estirarlo más, mayor el crash.

    Como subproducto de este sistema surge la libertad de movimiento de capitales, que poco a poco conduce al mundo a una subasta, una espiral decreciente sostenida en parte por las clases "medias" occidentales y en mayor medida por los estados, que continúan asumiendo enormes gastos pese a que ya no tienen capacidad para conseguir ingresos, o han perdido gran parte de la capacidad que tenían. De esa espiral decreciente sacan tajada la nueva élite de los ultrasuper-ricos.

    Yo creo que la tendencia será ir a un sistema que continue con el dinero fiduciario, sin fijarlo al oro o a las tierras, pero con la obligación de compensar los déficits. Fíjate en la propuesta de Keynes en Bretton Woods y dime que opinas

    http://es.wikipedia.org/wiki/Acuerdos_de_Bretton_Woods#Contenido

    Problemas del oro: es escaso. No hay control sobre su generación, depende del hayazgo de yacimientos minerales. En determinadas circunstancias la obligación de mantener un cambio fijo con el oro puede provocar deflacción o inflacción.

    Digo que se está intentando desmontar el sistema porque se están tomando decisiones y firmando décretos poco conocidos. Evidentemente nadie les presta atención, no porque se oculten, sino porque la opinión pública no se huele la tostada. Sabe que hay problemas pero no saben por donde vienen los tiros. Algunos comentaristas continúan hablando de la necesidad de regular la banca. Sin embargo para la banca es una necesidad quitarse el "corsé", así parece que el muelle está menos tenso.

    ResponderEliminar
  3. Buenas Martín, te agradezco enormemente tu comentario, viniendo del trabajo me ha hecho reflexionar sobre la contestación que te he dado. No estoy conforme con ella. Todavía falta un "post" para que quede todo claro y cristalino y ahí se debe explicar que es una moneda y que le da valor. Una vez comprendamos eso podremos afirmar igual que AMT...."Digamoslo alto y claro está crisis no terminará nunca"... al menos dentro de este sistema.

    Porque el mecanismo último de la subasta global en la que estamos es el tipo de cambio de las monedas. Todos quieren ser acreedores netos y no deudores. Fíjate en la relación de las grandes crisis de la finanzoglobalización y verás un patrón bastante común, deuda y ajuste cambiario. Igual que la balanza de pagos tiene que ser cero en el medio plazo el valor de las monedas y los tipos de ínteres también tienen que encontrar un equilibrio, eso es lo que prevé el modelo de Mundell-Fleming sobre las economias abiertas. Y el equilibrio se encuentra finalmente, de forma traumática, por eso ves que tras la crisis de deuda sobreviene el desplome de la moneda.

    Uno de los factores que determinan el valor de una moneda es la deuda del emisor. Al fin y al cabo una moneda es como una garantía de cobro, cuanto más deuda menor garantía de cobrar. Pero como el dólar es necesario para el comercio estamos bastante más predispuestos a aceptarlo incluso con una deuda enorme detrás. Pero esa capacidad no es infinita. Por eso con este sistema la crisis no acabará nunca, los gobiernos seguirán empeñados en entrar en la subasta devaluando el tipo de cambio para ser productores netos y no consumidores. Y lo que entorpece la salida de este sistema es que USA no quiere perder el privilegio de que sea su moneda la que use el resto del mundo.

    Cuando hablaba en el post de que este es un problema de poder, quizás no me he expresado correctamente. He recordado que las sociedades humanas que existían en el pacífico tenían un sistema de producción que era una cosa a medio camino entre la caza y la recoleción y la agricultura. Tenían agricultura pero no podían acumular excedentes durante mucho tiempo ya que eran alimentos perecederos, no como el cereal.La posibilidad de acumular excedentes fue determinante para jerarquizar la sociedad, el que poseía los excedentes era el lider. En estas sociedades del pacífico existían lideres, pero erán lideres benignos, como tenían que consumir la cosecha en poco tiempo se realizaban fiestas rituales de redistribución. Un lider, era buen lider en cuanto era capaz de redistribuir una gran cantidad de alimentos, en caso contrario perdía su liderazgo. Ahora asistimos a un proceso parecido, un sistema creado ad hoc para mantener el poder y la resistencia a cambiarlo pese a las evidencias de que nos lleva al desastre.

    Espero que está contestación si te haya aclarado bastante la situación.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Jesús, gracias por tu respuesta.
    Que opino?
    En realidad opino que el capitalismo no tiene respuestas para la mayoría de los problemas de la humanidad.
    La base de sus taras están en el régimen de propiedad y su modo de producción con su correlato de clases sociales.
    Algo que no es cuestionado por Keynes.
    De hecho, esa rebaja de salarios, impuestos y fortunas que mencionas son una expresión de esa estructura de clases.
    En el desarrollo de la etapa que culmina en este ordago actual, tiene mucho que ver la "carta libre" que tuvo el capitalismo después de la caida de la experiencia socialista soviética y el desarrollo de dictaduras a lo largo del mundo que sofocaron las protestas sociales ante la pérdida de derechos e ingresos en favor de las clases mas acomodadas.
    Creo que una moneda internacional al estilo Bancor sólo sería un cable para los países mas poderosos de la tierra, con una posibilidad de aflojamiento de las tensiones entre ellos y dentro de ellos.
    Pero al igual que EEUU rechazó la opción keynesiana en Bretton Woods porque no le interesaba financiar con su superávit a otros países, ese ICU hipotético podría ser la pesadilla de los países empobrecidos y en desarrollo con un empeoramiento en las diferencias entre naciones ricas y naciones pobres.Con el agravante del esquilme de los productos básicos o reservas naturales que pudieran tener éstas.
    Es probable que se avance en una opción de ese estilo, si es que prima la "cordura" entre las dirigencias de los países desarrollados, de cualquier modo, asi como en el juego "La tragedia de los comunes" que has mencionado en el blog de AMT, "para llegar a soluciones óptimas de Pareto estables, los individuos deben ser educados en teorías morales contrarias a la satisfacción del propio interés".Parfit
    Y no creo que sea esa la situación de partida actual para un nuevo orden mundial.
    Seguiré con interés tus próximos artículos, son altamente estimulantes.
    Y disculpa, ya sé que lo mío no es muy técnico.
    Gracias y saludos

    ResponderEliminar
  5. Jesús, había escrito mi comentario fuera del blog y después de pegarlo y publicarlo vi tu siguiente comentario.
    Sólo agregar que ese empeño por ser productores en lugar de consumidores vía esa subasta global con herramientas como el ajuste cambiario podría traducirse así: yo tengo trabajadores que pueden ser explotados más fácilmente, por menos dinero mientras tu industria pagará menos impuestos.
    Es lo que tu dices, y AMT, esta crisis no terminará nunca.
    La duda es :ese cambio de sistema hacia donde debería ir?
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Puntualizo, el sistema actual, y si has seguido el blog habrás visto que queda bien fundado, se gesta 12 años antes de la caida del muro de Berlín. En todo caso se podría entender como una estrategia para derrotar al comunismo. Lo que tiene este sistema es que sus efectos son acumulativos, si bien en principio produce una ilusión de riqueza provocada por el crédito barato, sus efectos se van viendo a largo plazo. Por eso no es lo mismo ver la distribución de la riqueza desde hace 30 años que verla desde hace 10. Y si pudiese continuar otros 10 años ten por seguro que los efectos sobre las "clases medias" occidentales serían devastadores.

    Capitalismo si, capitalismo no. Propiedad privada si, propiedad privada no. De momento no voy a entrar, tengo pensado abordar el tema de la libre empresa más adelante. Si bien Keynes no discutia la propiedad privada para mi es indudable que sus propuestas buscaban extender el bienestar a toda la sociedad. Con ese BANCOR esa subasta que es la globalización sería imposible. Con ese BANCOR el desarrollo de los emergentes habría sido más lento pero más firme. Los Tigres Asiáticos no habrían sufrido ese shock tan grande. El desarrollo de esos paises debe ser paulatino por razones puramente físicas e históricas (donde hay un desierto no se puede esperar que surja una Alemania en dos días) y porque Occidente debe mantener su demanda. Suponiendo que eso fuera posible, que parece que no, por el agotamiento de los recursos.

    ResponderEliminar
  7. Estamos cruzando los comentarios. Yo no había visto el último tuyo. Para salir de está crisis lo primero es ese BANCOR, para evitar la subasta global, pero una vez que lo tengamos, incluso con recursos ilimitados, que no hay, nos encontrariamos con innumerables retos. Veríamos que incluso con petróleo ilimitado se crecería muy lentamente. Pero sería un crecimiento firme, basado en el desarrollo científico y tecnológico. Veríamos que por desbarajuste demográfico tendríamos que dedicar ingentes cantidades de recursos al cuidado de los ancianos. Los retos son innumerables. Siendo realista hay muy pocas posibilidades de superarlos todos con éxito.

    ResponderEliminar
  8. Jesús, no quería decir que una canasta de monedas, moneda internacional o Bancor no pudieran ser útiles, quizás sea una de las opciones para evitar una debacle generalizada que, en definitiva, arrastraría también a los países emergentes.
    Además, limitaría en alguna medida el poder omnipresente de EEUU que ya va siendo hora.Y con respecto a lo de la caída del muro, sólo lo mencionaba para enmarcarlo dentro del tema de las clases sociales, no por que no lo tuvieras en cuenta en tus análisis.
    Un saludo y...que Dios nos pille confesados :)

    ResponderEliminar
  9. Jesús, tal vez has visto que va a salir este libro de Loreta Napoleoni, en el que defiende que China está llevando a cabo una política económica mucho mejor:

    http://www.lavanguardia.com/20110919/54218448106/loretta-napoleoni-los-chinos-son-muy-felices-de-tener-mas-dinero-y-no-les-interesa-la-democracia.html

    ¿Qué credibilidad le das? ¿No crees que China también se la puede pegar con su burbuja inmobiliaria? Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Había oido al respecto en "Carne cruda" un pograma de Radio 3, pero lo cogí al final. Credibilidad cero ¿Has leido la descripción de la crisis de los Tigres Asiáticos? ¿te recuerda a algo? Factores diferenciadores:
    Positivos: China a pesar de la ingente entrada de "capitales flotantes" sigue teniendo una balanza por cuenta corriente positiva merced a su gran superavit comercial y mantiene controles de capital, lo que le puede ayudar mucho.
    Negativos: en el escenario que estamos presuponiendo y que creo que es posible, ese en el que el mundo decide volver a la realidad, perderán los paises exportadores. Tendrán que pasar de una balanza positiva a una neutra. Incluso sin esas circunstancias las exportaciones se resentirán puesto que la demanda va a caer.
    Por otro lado China tiene una pila de divisas nunca vista para defender su moneda. Ahora bien, si se produce una estampida de los "capitales flotantes", ni siquiera esa pila de divisas de cerca de 3 billones europeos de dólares puede bastar para mantener el Yuan. Y esa cantidad de dólares puesta en el mercado podría mandar al oro, el euro y el franco suizo a la estratosfera. Quizás finalmente esa es la forma en que por fin cae "el dólar insumergible" Todo está tan cogido con pinzas que cualquier cosa es posible.

    Pero dejando a un lado especulaciones, deflacción por el estallido de una burbuja (que parece ser la madre de todas las burbujas) sumado a que es un país exportador que muy posiblemente las vea menguadas considerablemente..... el mismo escenario que tuvo USA en 1.929. Credibilidad cero. Ahora que eso no quita que pasados veinte años sea la primera potencia mundial, suponiendo que dentro de veinte años sigan existiendo potencias mundiales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola Jesús, tienes alguna opinión formada sobre el tema del SUCRE?

    http://mamvas.blogspot.com/2011/09/el-sucre-y-la-nueva-arquitectura.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Hola Martín,

    Muy buena aportación, has entendido el concepto perfectamente y has relacionado la información que comentas con lo que estoy contando en el blog.

    Hay muchos más casos

    http://ceyni.wordpress.com/2009/06/30/brasil-y-china-acuerdan-reemplazo-gradual-del-dolar-en-comercio-bilateral/

    como los acuerdos swaps entre los BRICS.

    El SUCRE me parece una herramienta estupenda, esos paises no tendrán que acumular reservas de dólares cuyo valor no pueden controlar y se librarán de los efectos negativos de la política monetaria de USA.

    Respecto a lo que comenta sobre protegerse de las crisis cambiarias lo veo difícil, Brasil tiene controles de cápital pero el banco central ha tenido que intervenir ante una huida masiva de capitales. El problema de esos controles es que tienen que estar bien diseñados porque en este mundo globalizado otro país intentará liberalizarlos para atraer hacía si la inversión extranjera. En Europa se intentará poner en marcha el ITF una herramienta muy prometedora. Decir que los temores de los paises de la zona ALBA con respecto a la ocurrido en Europa son totalmente infundados, el ALBA si puede ser una zona monetaria óptima con libre movimiento de los factores productivos, no solo capital sino también trabajo. Nunca tendrían los problemas del euro porque la gente puede desplazarse, ya que no existen barreras linguísticas, a la región donde se requiera la mano de obra.

    Resulta increible que mientras los auténticos bolivarianos van por este camino, el correcto, los bolivarianos europeos quieren romper el euro e incluso se habla de emitir monedas a nivel local, en los nucleos de población.

    Asistí al I foro social en Madrid y en la inaguración de uno de los ejes del foro la pregunta que se trataba de responder era ¿porque hemos tenido una crisis capitalista y se ha hundido la izquierda? Es difícil llegar a las razones pero ni siquiera han sido capaces de explicar está crisis de forma coherente. No sé tú que opinas, a mi me cuesta llegar al fondo de ese asunto, veo a la gente muy enrocada en el discurso "quiero mis derechos", "quiero mis derechos", sin ningún razonamiento detrás, pero el bienestar y los recursos no aparecen por generación espontanea. Quieren redistribuir la renta y dentro de la globalización es imposible, como ha quedado demostrado en este post. Así que en vez de atacar de raíz el problema, la finanzoglobalización en si, y tratar de llegar a un acuerdo por una globalización con rostro humano, pierden sus energías en infinidad de luchas locales.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu respuesta Jesús.
    Me centraré en la última parte de ella.
    Quizás esa "deriva" sin rumbo de la gente, con centenares de luchas locales, no es más que la expresión de la falta de liderazgos auténticos, por izquierda o por derecha.
    Hay una situación de conciencia y necesidad de luchar, pero no hay un objetivo unificado y claro, ni persona o grupo (partido?) que lo señale.
    Las "llamadas"izquierdas europeas (social-democracia) están pagando el precio de su reformismo y "transformismo" ideológico.
    El siguiente enlace es una reflexión de Sami Nair para "El País": http://www.elpais.com/articulo/opinion/Adonde/va/izquierda/europea/elpepuopi/20110714elpepiopi_10/Tes
    El fracaso de la izquierda marxista con la caída del campo soviético (por sus propios fallos y contradicciones) y el de las izquierdas adocenadas social-demócratas (por sus claudicaciones e indefiniciones) nos han dejado descabezados ante un poder de los mercados global y deshumanizado.
    En latinoamérica hoy hay algunos liderazgos muy fuertes y eso facilita algunas cosas.
    Lo grave de la situación europea , es que el liderazgo puede ser ocupado por alternativas fascistas o totalitarias en cualquier momento, aunque las recientes elecciones al senado francés tranquilizan un poco en este tema.
    Mientras la gente quiera cambiar y poner energía, cualquiera puede capitalizar eso.
    La película "La Ola" lo representa muy bien.
    Es uno mas de los peligros que acechan.
    Y claro, el enemigo se percibe tan poderoso e inasible, que las opciones "locales" son una tentación muy fuerte.
    Lo cierto es que estamos "solos" ante la debacle, y cualquier opción que incluya al vecino, aunque sea de ámbito local siempre es mejor que la "huída solitaria al monte con un fusil"
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Excelente aportación Martín, nuestro diálogo me está resultando muy constructivo. Precisamente ahora se está haciendo lo contrario de lo que tu dices, intentando crear una estructura horizontal, sin liderazgos. Este tipo de estructura es muy ineficaz como señalas y como puede comprobar cualquiera que participe en movimientos como el 15M. El enemigo ciertamente es poderoso e inasible y eso parece que la gente que está en la lucha todavía no lo comprende bien. Esa lucha se centra en enfrentamientos contra el gobierno nacional. Pero el gobierno nacional tiene un fuerte incentivo para no escuchar esa protesta nacional que son las presiones de los mercados y del resto de gobiernos internacionales. Es más, la presión nacional podría llevar a que el gobierno nacional tome ese tipo de decisiones internacionales de mantener el bienestar de sus ciudadanos empobreciendo al resto de paises, el tipo de políticas que siguen los paises pequeños como Irlanda y los paraisos fiscales.

    Otra expresión de ese poder inasible sería la Unión Monetaria, que resta competencias a los gobiernos nacionales. De ahí que esa gente que ahora está en la lucha sea favorable a la balcanización de la eurozona. Pero en el fondo esa balcanización nos deja todavía más indefensos ante el gran poder global por lo que entramos en un circulo vicioso. De ahí esas políticas divergentes de los bolivarianos de uno y otro lado del atlantico de las que yo hablaba antes.

    En este mundo global, lo más importante es la internacionalización del movimiento de lucha, lo que se está produciendo pero todavía sin un programa claro. Sin embargo el programa yo lo veo claro, comercio sostenible, penalizando tanto los déficits como superavits y basado en una nueva divisa internacional. Respecto a la libertad de movimiento de capitales, fiscalidad y tipos de interés habría que darle una pensada, si se restringe la libertad de movimiento la fiscalidad se puede dejar a elección de cada país, si se mantiene la libertad de movimiento habría que armonizar la fiscalidad y tipos de interés (siempre dentro de un rango) o imponer una multa como puede ser la Tasa Tobin. Varias posibilidades pero que deben partir de la eliminación del dólar y de la famosa cesta junto con penalización de déficits y superavits.

    ResponderEliminar
  15. Así es, Jesús, muy constructivo para mi también.
    Esperemos que el ITF salga adelante y que prime la cordura ante los intentos de balcanización que mencionas.
    Soy pesimista,pero dicen que "la esperanza es lo último que se pierde" :)
    Quedo a la espera de tu próximo artículo sobre las monedas, si es que sigue por allí el desarrollo de tu análisis según decías.

    ResponderEliminar
  16. El libro es magnifico, realmente exquisito leerlo, definitivamente es de sabios saber expresarnos.

    ResponderEliminar
  17. Muy buenas propuestas, nos dedicamos a esto profesionalmente así que siempre es bueno leer consejos de profesionales Jesús, muy útil

    ResponderEliminar