viernes, 15 de julio de 2011

Extraordinarias ilusiones y la locura de las multitudes

Entre los años 1.620 – 1.637 se produjo la primera burbuja financiera de la que se tiene constancia documental, a través del libro “Memorias de extraordinarias ilusiones y de la locura de las multitudes” escrito en el siglo XIX por un periodista escocés.

Curiosamente, el objeto de la especulación fueron los bulbos de tulipán….




…… durante los años veinte el precio se fue incrementando progresivamente, ya en los años treinta parecía que el precio de los bulbos crecía ilimitadamente y todo el país invirtió cuanto tenía en el comercio especulativo de tulipanes. Los beneficios llegaron al 500%. Se llegó a pagar el precio de una casa o el salario de 15 años de un artesano bien pagado. Los compradores se endeudaban y se hipotecaban para adquirir las flores, hasta que un día un lote se quedo sin comprador…….


……. de repente nadie compraba y todos querían vender, las deudas contraídas no se pudieron saldar y la economía holandesa quebró. La historia nos resulta tristemente conocida.

Año 1.999 - 2.000, burbuja de las puntocom


Si bien con anterioridad a la Gran Depresión existían ya algunos modelos y enfoques sobre el ciclo económico, después de esta es cuando se intenta desarrollar su estudio en profundidad. A día de hoy persisten distintas teorías, realmente no hay un modelo o paradigma que goce de un reconocimiento amplio, pero han cobrado relevancia dos hipótesis planteadas desde posiciones diametralmente opuestas. Por un lado tenemos a Hyman Minsky un economista keynesiano (socialdemócrata) radical, que plantea una intervención del estado en la economía cercana al comunismo y que después de caer en el olvido ha cobrado relevancia por describir la crisis de las hipotecas subprime con 20 años de antelación. Por otro lado tenemos a la Escuela austríaca unos defensores del libre mercado que dejan en pañales el neoliberalismo imperante hoy día y que propugnan la vuelta al sistema económico del siglo XIX que propicio el nacimiento del marxismo. También han ganado renombre por su acertada predicción de está crisis y de otras anteriores.

¿Tienen algo en común estos enemigos irreconciliables? Pues si, ambos inciden en el crédito fácil o la expansión artificial del crédito como factor fundamental de toda crisis económica.

¿Hacía falta una teoría económica para darse cuenta de esto? Preguntémonos ¿Qué hubiese pasado si la compra de bulbos de tulipán no se hubiese sustentado en el crédito? Los precios hubiesen subido y la riqueza de los ciudadanos hubiese fluido hacía los horticultores. Quizás, con el tiempo, el país se habría ido empobrecido por no invertir su riqueza en barcos para el comercio que era lo que proporcionaba la prosperidad en aquella época. En lugar de eso prefirieron el suicidio por la vía rápida de una sobredosis de la droga del crédito.

Un pequeño repaso a la historia nos ha permitido sacar conclusiones que si somos capaces de extrapolar al mundo actual nos permitirá responder a preguntas como ¿estamos tomando las medidas adecuadas para salir de la crisis? u otras que despiertan la curiosidad y la imaginación como ¿Cuánto valdrán realmente los pisos en España cuando dejen de bajar los precios? pero antes de responder a esas espinosas cuestiones a mi me surge una duda de carácter más antropológico ¿hasta cuando seguiremos cometiendo los mismos errores? y otra de tinte más político filosófico y que también se puede relacionar con la burbuja inmobiliaria patria ¿hasta que punto debe proteger el estado a la gente de sus propias decisiones aun cuando sean claramente extraordinarias ilusiones? o bien, como lo diría un holandés prudente en enero de 1.637 ¿bajarán alguna vez los precios de los tulipanes?




4 comentarios :

  1. Acabo de editar la entrada para añadir otra pregunta al final de la misma ¿hasta que punto debe proteger el estado a la gente de sus propias decisiones aun cuando sean claramente extraordinarias ilusiones?

    ResponderEliminar
  2. Muy ilustrativo el ejemplo de los tulipanes

    ResponderEliminar
  3. Gracias Honi, eso he intentado, espero haberlo conseguido

    ResponderEliminar
  4. Es increible como la especulacion puede llevar a la gente a cometer tantas locuras. hay una pelicula: Wall Street II (El dinero nunca duerme) en que lo explican graficamente con ejemplos concretos.
    "La especulacion es la madre de todas las burbujas"

    ResponderEliminar